REHOBOT REAL ESTATE

8 Ventajas de trabajar con un agente inmobiliario

Los bienes inmuebles forman parte de un mercado que por lo general es bastante dinámico, y a pesar de que muchas veces pasa por ciertos altibajos, el mercado inmobiliario siempre está presto a la evolución, crecimiento y a la apertura de negociaciones.

Se conoce como inmueble a un bien al cual no es posible transportar de un lugar a otro a causa de sus características (Son construcciones que han sido edificadas sobre un terreno o parcela) Además, es importante resaltar que estos bienes son conocidos también como bienes raíces. Tanto las tierras, los edificios, las construcciones, como las minas, son considerados como bienes inmuebles.

Entre los diferentes tipos de inmuebles se encuentran:

  • Inmueble urbano

 

  • Inmueble rústico

 

  • Inmuebles por naturaleza

 

  • Inmuebles por incorporación

 

  • Inmuebles por incorporación

 

  • Inmuebles por destino

 

  • Inmuebles por analogía

 

  • Inmuebles por accesión

 

  • Inmuebles por representación

Entonces, el inmueble puede ser clasificado como, bienes por naturaleza que son el suelo y subsuelo; bienes por incorporación que son todas las construcciones; bienes por destinos que son en el caso que le han añadido muebles y los bienes por analogía, que son donde se encuentran las concesiones hipotecarias.

También se conoce como inmueble a las construcciones o edificaciones que están hechas por una serie de elementos que son resistentes, haciendo posible la creación de una casa, vivienda, edificio, entre otros similares, y es aquí donde viene a relucir los bienes inmuebles que son las propiedades inmóviles como mencionamos, sin la posibilidad de ser desplazadas.

¿Qué es una inmobiliaria?

Una inmobiliaria es una compañía que se dedica a la compra y venta de propiedades, tales como casas, departamentos, oficinas, locales, entre otros. Por lo general los compradores y vendedores de inmuebles se ponen en contacto con ellos para poder realizar las negociaciones pertinentes en este mercado. Entonces, la compañía en este sentido pasa a ser un mediador entre ambas partes. Si la venta se lleva a cabo, la inmobiliaria recibe una comisión acordada de antemano.

Es por eso, que una inmobiliaria tiene como objetivo más importante, servir de intermediario para la venta, construcción y alquiler de un inmueble. El eje más importante en el cual gira una empresa de este tipo es administrar inmuebles, sin embargo es indispensable que se entienda bien que es un inmueble como lo hemos expuesto anteriormente.

Por lo general, una inmobiliaria cuenta con una oficina donde las personas acuden a consultar las distintas opciones que le ofrecen, aunque en estos momentos, dadas las circunstancias ocasionadas por la pandemia de Covid,  resulta bastante común contactar a un agente inmobiliario con tan solo entrar a un sitio web de una compañía y de esa manera se puede realizar cualquier consulta por medio de las redes sociales o correo electrónico.

¿Qué es un agente inmobiliario?

Un agente inmobiliario o comercial inmobiliario es una persona física que se dedica a ofrecer servicios de mediación, gestión y asesoramiento en las distintas operaciones inmobiliarias que están relacionadas con la compraventa, alquiler, permuta o cesión de un inmueble y de sus derechos correspondientes, incluyendo la constitución de estos derechos.

Entonces, recordemos que el negocio inmobiliario es una actividad cuyo foco principal es la venta o alquiler de bienes inmuebles. En definitiva, un agente inmobiliario es un mediador entre aquel que desea vender o alquilar una propiedad y aquel que pretende comprarla o alquilarla.

Un agente inmobiliario tiene tres importantes frentes en definitiva: el área comercial, la gestión inmobiliaria y la de negociación. Un agente inmobiliario efectivo, es aquel que domina ampliamente estos tres frentes, dándole al cliente la confianza que este necesita.

¿Qué hace un agente inmobiliario?

  • Prepara el inmueble para las visitas

 

  • Realiza un reportaje fotográfico del inmueble

 

  • Realiza un vídeo inmobiliario del inmueble

 

  • Tour virtual para inmobiliaria: Prepara de cada inmueble un recorrido para que el cliente tenga la oportunidad de observar por medio de gafas de realidad virtual inmobiliaria

 

  • Crear una web inmobiliaria

 

  • Pública el inmueble en su página web optimizada para seo de su inmobiliaria

 

  • Da de alta al inmueble en su crm inmobiliario

 

  • Publica anuncios en portales inmobiliarios

 

  • Revisa la documentación del inmueble

 

  • Soluciona incidencias

 

  • Recibe solicitudes de clientes

 

  • Programa visitas con los clientes

 

  • Responde a los clientes

 

  • Atienden a las visitas

 

  • Contesta objeciones a los clientes

 

  • Negocia el precio

 

  • Redacta contratos

 

  • Ayuda al comprador a buscar financiación

 

  • Programa la escritura del inmueble

 

  • Lleva la documentación a la notaría

 

  • Va a la firma

 

  • Liquida impuestos

En el negocio inmobiliario se realizan muchos papeleos como: presentar ofertas, preparar contratos, detallar las características de las nuevas propiedades y gestionar los anuncios en portales inmobiliarios gratuitos y pagos. Estas son algunas de las tareas y funciones más importantes de un agente inmobiliario.

además, un agente inmobiliario se encarga de los impuestos inmobiliarios relacionados con la vivienda, de redactar los contratos de compraventa y alquiler, de los derechos y obligaciones de comunidades de propietarios, también conoce y maneja muy bien la ley de arrendamiento urbano (Sabe qué es legar y qué no lo es).

A continuación queremos mostrarle 8 ventajas de trabajar con un agente inmobiliario.

Al momento de elegir una casa, un departamento o terreno para comprarlo, venderlo o rentarlo, contar con un agente inmobiliario trae muchos beneficios y ventajas, ya que cuentan con la suficiente experiencia y las bases para poder cubrir tus necesidades de una manera objetiva.

  1. Un agente inmobiliario cuenta con experiencia y educación en el mercado

Una persona que desee vender o comprar una propiedad no necesita saber todo acerca de este negocio, pero al contratar a un agente inmobiliario usted podrá tener el respaldo de un profesional que cuenta con formación en el área de bienes raíces, de la misma manera puede apoyarse de la amplia experiencia que posee el asesor acerca del tema, garantizando una negociación clara de la propiedad que quiere comprar o vender.

  1. Usted puede ahorrar mucho de su tiempo

No todos disponen del tiempo para dedicarse a vender o rentar una propiedad. Entonces, al contratar a un asesor inmobiliario usted puede estar seguro de que él emplea todo el tiempo que se requiere para que el negocio se pueda realizar, de tal manera que usted no tendrá que invertir su tiempo en el proceso de negociación.

  1. Un asesor inmobiliario cuenta con un amplio conocimiento del mercado

Gracias a la frecuente interacción que tiene un agente inmobiliario dentro del mercado de bienes raíces, este cuenta con información esencial, de tal manera que tiene toda la capacidad y el conocimiento de poder asesorarle ampliamente acerca de los precios de las propiedades, guiandolo a conseguir una estrategia objetiva para poder llevar a cabo la venta o arriendo de la vivienda.

  1. Un agente inmobiliario tiene una base de clientes y de propiedades

Por lo general un asesor inmobiliario posee una amplia base de clientes pre-calificados para invertir en diferentes áreas, de esa forma puede guiar a los compradores a que escojan las propiedades que más les convienen. Debido a esto, las negociaciones son más fluidas y rápidas, además de seguras y transparentes.

  1. Tiene destreza para mediar y negociar

Esto es muy importante. Las destrezas de mediación son un factor fundamental para el éxito en una venta o arriendo de una propiedad. Paradójicamente un comprador y un vendedor son competidores en esencia; ya que por una parte el comprador está buscando el precio mínimo por la propiedad, y en el caso del vendedor siempre tratará de vender por el mayor precio posible; es justo ahí cuando se pone en evidencia la importancia del equilibrio que puede generar un agente inmobiliario, quien medirá y negociará de una forma efectiva para lograr llevar a cabo el negocio para ambos.

  1. Usted contará con asesoría profesional ampliamente

Un agente inmobiliario siempre le dará una buena asesoría en financiamiento, en aspectos legales de mercado y trámites municipales, entre otros. Sin duda, el asesor siempre ampliará los caminos, las posibilidades al momento de entrar en el proceso de compra – venta y arriendo. Usted contará con la asesoría necesaria desde el inicio hasta el final del proceso de la venta de su propiedad, garantizando de esa manera el interés de ambas partes.

  1. Contará con un negociador preparado

Un agente inmobiliario es un negociador profesional, que no está involucrado emocionalmente con la propiedad, además que cuenta con las diferentes herramientas necesarias para colocar la venta o renta de su propiedad en la balanza, inclusive puede conseguir el precio justo del mercado.

  1. Evitará correr riesgos en el proceso

Muchas personas al no saber acerca del mercado inmobiliario, cometen grandes errores al momento de querer comprar o vender un inmueble. En algunos casos, dejan en manos de algún amigo o de un familiar todo este proceso, corriendo riesgos importantes que le pueden perjudicar de más. Pero al contratar a un agente profesional, puede tener la seguridad de que podrá pasar al otro lado con éxito, además de llevarse una buena experiencia durante el proceso.

Si deseas vender, comprar o refinanciar una vivienda, en Rehobot podemos brindarte toda la asesoría que necesitas. Contamos con los mejores agentes inmobiliarios, altamente calificados para ofrecerte el servicio que mereces, para que puedas resguardar tu patrimonio de la mejor forma posible.

 

Leave a Reply

Related Posts