REHOBOT REAL ESTATE

Comprar casas y luego rentarlas ¿Negocio rentable?

¿Realmente es recomendable comprar una casa para posteriormente rentarla? ¿Cuánta rentabilidad se puede obtener de una operación así? Además, ¿Cuánto tiempo se requiere para recuperar lo invertido? Estas son tan solo algunas preguntas que muchos nuevos inversores se plantean antes de adquirir una propiedad para alquiler.

Debido a la importante demanda de alquileres que vemos actualmente, muchas personas piensan en la gran oportunidad que tienen al comprar una casa para después alquilarla y de esa forma obtener ingresos regulares mensualmente. Pero por supuesto, como sucede en todo negocio o en cualquier inversión, comprar una vivienda para rentarla tiene sus ventajas y también sus riesgos. Otra cosa muy importante al momento de hacer una operación así, es saber qué tipo de casa es recomendable para comenzar y cuáles son las zonas que mayor demanda tienen.

Comprar una casa para después ponerla en alquiler es uno de los tipos de inversión inmobiliaria más antiguos y más comunes que existen. Pero no por ser así, está exento de riesgos. Muchas personas por no saber y por no entender el mercado han sufrido pérdidas; por esa razón es altamente recomendable conocer anticipadamente sobre el mercado para minimizar los errores que se puedan cometer. La verdad es que comprar una propiedad para ponerla en alquiler puede ser el mejor negocio que haga un inversionista, si se hace de acuerdo a los parámetros del mercado inmobiliario actual.

La mayoría de las personas por estadísticas compran en promedio en toda su vida 1.5 propiedades, es decir, una persona compra una propiedad y media en todos sus años de vida. Y la mayoría de las sucesiones cuando mueren los propietarios, su casa suele ser su mayor inversión. Pero ¿Porqué pasa esto? Bueno, lo primero es porque no se proponen comprar más propiedades.

Ahora bien, ¿Cómo se puede comprar una propiedad? ¿Cuáles serían los errores que la mayoría de las personas cometen cuando compran una propiedad? Lo ideal es que una persona pueda comprar varias casas a lo largo de su vida, sobre todo cuando se trata de generar ganancias por medio de alquileres de casas.

Una de las cosas más importante que toda persona debe considerar al intentar comprar una propiedad, es que se trata de una inversión grande, importante, no es cualquier tipo de inversión, y eso es una de las cosas que siempre se debe de tener presente. Se trata de una obligación adquirida de 10, 15, 20 años en adelante.

Pero entonces, ¿Cuáles serían esos errores que se pueden cometer al comprar un inmueble, una casa? El primer error sería comprarla por emoción, muchas personas no saben realmente qué es lo quieren comprar, o qué es lo que quieren hacer con esa vivienda, no lo tienen claro, pero se dejan llevar por sus emociones, por comentarios y cosas así. Pero realmente esa inversión no tiene nada que ver con sus planes de crecimiento financiero, de sus planes de crecer como inversionista. Entonces, comprar por emoción siempre será un problema.

Muchos compran una casa sin fijarse lo que está pasando alrededor de esa propiedad, solo piensan que esa casa se va a pagar sola en un periodo de tiempo, además piensan en tener una casa para ir de vacaciones, pero no evalúan las posibilidades reales de esa vivienda en cuanto a las oportunidades financieras. Tal vez esa casa o apartamento se ubique en una zona donde hay cien casas más en alquiler, o es una zona donde nadie desea alquilar, donde los servicios públicos son pésimos, no se está construyendo nada nuevo alrededor de ese vecindario, detalles que pueden marcar la diferencia.

Recuerde que una casa necesita mantenimiento, siempre va a necesitar uno que otro arreglo, y la idea de comprar una casa para alquilar es que esa casa se pague por sí misma a largo plazo, que cualquier gasto extra pueda sacarse de esa propiedad, porque si no es así entonces no es un negocio, no es una inversión rentable, al contrario, se convierte en una carga financiera.

Una de las cosas que se busca al invertir en una casa para rentarla es una solución económica, pero también una tranquilidad emocional, pero cuando se compra sin planificación, por emoción, esa tranquilidad económica y emocional puede convertirse en todo lo contrario. Como mencionamos, adquirir una vivienda para alquiler es una de las operaciones más antiguas y comunes en los bienes raíces, pero si no se hace bien, puede convertirse en una pérdida.

Muchos compran lo primero que le ofrecen, o compran porque está bonito, o porque un familiar se lo recomienda, pero recuerde que estamos hablando de una inversión grande, que tiene riesgos grandes, por eso es importante saber invertir y hacerlo con conocimiento. Un inversionista siempre mira y toma la decisión por sus números.

Otra cosa que no se debe hacer al comprar una casa es comprar a ciegas. Comprar a ciegas es como casarse con una persona para vivir con ella toda la vida sin conocerla, sin saber quién es, qué desea, cuales son sus virtudes y defectos, casarse así es una locura. Bueno, lo mismo pasa al comprar una vivienda, si no conoces nada de esa vivienda, nada de sus virtudes y debilidades, es un total riesgo por donde lo mires.

Recuerda que al comprar una casa, te estás comprometiendo a pagar una hipoteca de 15 años o más sin siquiera saber qué es lo que estás comprando. En este sentido, comprar a ciegas no se refiere a no ver la propiedad, en este caso comprar a ciegas es comprar sin saber cuáles son los precios de las propiedades vecinas, no saber si esa zona tiene demanda de alquiler, y si lo tiene cuántas casas están en renta y además, cuales son los porcentajes de alquiler promedio. También es importante conocer las ventajas y desventajas de ese conjunto, y comparar si vas a poder manejar esa situación según tus planes.

Entonces, lo más conveniente y coherente es informarse acerca de una inversión que vas hacer de años, saber en contexto si posteriormente vas a poder arrendar o vender, además de monetizar esa propiedad. Entonces, es importante educarse y no solamente comprar con la vista, sino saber y tener claro qué es lo que implica tener esa propiedad.

Otro aspecto importante es no comprar sin tener claro los números. Es decir, ¿En cuánto se puede arrendar la propiedad? ¿Cuáles son los costos de administración, los costos de manejo? Hay propiedades que la gente compra y después se dan cuenta que tiene que pagar una cantidad elevada de cuota de administración y la persona ni siquiera había considerado eso.

También es importante tomar en cuenta los gastos de reparación o de remodelación si son necesarios. Antes de comprar una vivienda hay un paso muy importante que muchos pasan por alto y es la inspección. Esto puede decirte la condición real de la propiedad y si realmente es negocio para ti comprarla o no. A veces los gastos extras que puede generar una vivienda puede arruinar tus planes económicos.  Entonces, si no te educas los números pueden convertir tus planes en algo negativo, un inversionista busca los números,  entiende que es lo que debe de hacer en cada propiedad para tomar una decisión acertada.

Entonces, comprar casas para luego rentarlas es un buen negocio, eso es seguro, pero debes de saber hacer esos negocios. En términos generales alquilar es mucho más rápido que vender. Inclusive, en ciertas zonas las viviendas anunciadas tan solo tardan días y hasta horas en arrendarse. Una casa alquilada puede generar dinero con regularidad, si no hay ningún problema cada mes tendrás liquidez asegurada.

Otro aspecto importante que debes de tener en cuenta es que la rentabilidad de los alquileres suele depender del valor del inmueble, además de que la ubicación también juega un papel importante en todo esto y es de gran relevancia. Saber la rentabilidad real de un alquiler depende de cada caso en específico y puede ser algo complejo de saber con exactitud, sin embargo hay maneras de saberlo.

Una recomendación importante es contar con los servicios de un agente inmobiliario, esto siempre será de mucha ayuda, sobre todo para un nuevo inversionista que no conoce a fondo el mercado y que requiere de información oportuna y real sobre las rentas de las casas.

En el mercado de bienes raíces, la información juega un papel prioritario y clave, manejar información real es tan valioso como tener el dinero para comprar cierta propiedad. ¿Por qué? Por todo lo que comentamos anteriormente. Esta actividad requiere de cierto conocimiento previo antes de entrar al juego definitivamente. No se trata de saberlo todo, de entenderlo todo, pero es necesario saber de qué se trata. Entonces, aunque estas pautas pueden servirte de ayuda, recuerda que cada mercado marca sus propias particularidades y lo más recomendable es que puedas acudir a un experto que te pueda asesorar ampliamente.

La asesoría en este negocio nunca está demás, siempre suma y ayuda a minimizar el margen de error. Estamos hablando de un negocio importante, grande y que requiere de decisiones grandes y firmes.

Leave a Reply

Related Posts

A dos años de la pandemia, ¿Cuál es el impacto económico en el sector inmobiliario?