REHOBOT REAL ESTATE

Guía para ser el mejor en comprar casas y alquilarlas

Actualmente muchos inversionistas inmobiliarios se dedican a comprar casas, para posteriormente condicionarse con la finalidad de alquilarlas. Esto no es algo nuevo, en el mercado inmobiliario se ha hecho este tipo de operación por años, e inclusive, este tipo de inversión se ha perfeccionado con el pasar del tiempo. Comprar una casa para después alquilarla es una de las operaciones inmobiliarias más comunes en los bienes raíces.

Por supuesto no se trata solamente de comprar una casa y ponerla en alquiler, se trata de saber qué tipo de casa comprar, dónde comprarla y saber qué esperar de una inversión de esta magnitud. Por lo generar este tipo de operaciones es una de las que mayor rentabilidad genera a los inversionistas inmobiliarios, además es una forma de generar un margen de ganancia mensual que sea seguro y rentable.

Muchas personas que están a la puerta de la jubilación o que ya se jubilaron, ven en este tipo de inversión una oportunidad más que atractiva para resguardar su capital de la inflación y al mismo tiempo tener nuevos ingresos pasivos.

Pero, ¿Es una buena idea esta opción en la actualidad? ¿Realmente es recomendable invertir en una vivienda para alquilar? ¿Cuánta rentabilidad se puede obtener de una operación así? ¿Cuál es el tiempo que se necesita para recuperar la inversión? Estas son tan solo algunas preguntas que se hacen las personas que desean invertir en una casa para luego rentarla.

Es importante destacar que la vivienda como tal, siempre ha significado una de las opciones más valiosas para muchos inversores particulares, sobre todo en Estados Unidos. A pesar de que durante el primer semestre del 2020 esta tendencia se paralizó a causa de la crisis sanitaria, en la actualidad todo apunta a que el atractivo y la rentabilidad por medio de los inmuebles residenciales continuarán recuperándose de una manera significativa en esta etapa post pandemia.

Todo esto se debe a los interesantes precios que presenta el mercado al día de hoy, al surgimiento de nuevas necesidades habitacionales y a la significativa recuperación de la demanda en el sector inmobiliario.

Pero ¿ahora mismo, cuál es la mejor opción de inversión: comprar una casa para vender o comprar para alquilar? Además, ¿Cómo asegurarse de obtener rentabilidad? ¿Cómo encontrar los inquilinos o compradores ideales? ¿Qué es lo que se debe conocer del sector para tener éxito?

Todas estas dudas son bastante comunes y lógicas en las personas que desean comprar una casa para alquilar y poder así generar ingresos por medio de una inversión inmobiliaria. Y son preguntas importantes, sobre todo entre las personas que son nuevas en este mercado, ¿Qué tanta experiencia se necesita?

Es importante conocer las ventajas de apostar por el alquiler de viviendas antes de hacer este tipo de inversión. Existen muchos factores a tomar en cuenta al hacer este tipo de inversión, por supuesto no se necesita ser un experto para ser un inversor inmobiliario, pero sí es necesario entender al principio que el sector inmobiliario es bastante dinámico y que se necesita invertir para posteriormente obtener las ganancias que se esperan.

El mercado inmobiliario siempre ha sido, y continúa siendo, una de las mejores opciones para resguardar el dinero de la inflación, sobre todo de esta gran inflación que atraviesa el mundo a causa de la pandemia, aparte de otros factores económicos. La compra de una casa para el alquiler dentro de este mercado representa una de las inversiones más seguras y rentables como hemos mencionado.

Además, es importante mencionar que mientras otros sectores se han ido debilitando y hasta paralizando, el sector inmobiliario se ha estado fortaleciendo y se ha mantenido fuerte en medio de la emergencia mundial por la pandemia. Esto demuestra que es un mercado sólido, confiable y próspero. Específicamente en Estados Unidos, hemos podido ver que los bienes raíces ofrecen muchas oportunidades para los inversionistas, oportunidades de plusvalía y de crecimiento económico.

Entonces, parece ser que estamos frente a un buen momento para comprar una casa para alquilar, y es que es una realidad que en pleno 2021, aún con la crisis de la pandemia, los empleos de muchas personas no están 100% estables, la población como tal no se siente segura con los trabajos que tienen.

Esta precariedad laboral, incluso dentro de países como Estados Unidos, y los bajos salarios que perciben muchas personas, han ocasionado que muchos que en un principio estaban planeando comprar una vivienda, ahora están optando por el alquiler en lugar de la compra.

Esto ha conllevado a que el margen de rentabilidad que deja la compra de una casa o apartamento para el alquiler sea bastante atractivo. Hoy en día la rentabilidad que ofrece la inversión de una vivienda para posteriormente alquilarla en Estados Unidos, se ha incrementado hasta en un 6,2%, lo que ha supuesto una subida importante.

Entre las mayores razones que nos indica que comprar una casa para alquilar es una excelente opción, encontramos las siguientes:

  • La situación económica actual y la imposibilidad de acceder a una casa propia han hecho que la opción de alquiler gane un mayor protagonismo.

 

  • Ingresos mensuales regulares. Si se encuentra un inquilino que abone las rentas rigurosamente se dispondrá de una cantidad monetaria mensual asegurada. El inconveniente es que el capital invertido en la compra tardará algunos años en recuperarse totalmente.

 

  • Por lo general lograr alquilar una casa se logra mucho más rápido que venderla. Inclusive, en zonas demandadas, y si el inmueble se encuentra en buen estado, es posible alquilar en tan solo días y hasta en horas.

 

  • Fiscalidad favorable. Al alquilar una casa se obtiene el derecho a una deducción del 60% sobre el total de las rentas.

Ahora bien, ¿Cómo se calcula la rentabilidad de un alquiler?

En este caso se debe calcular la renta anual esperada y descontar los gastos de mantenimiento del inmueble. Entonces, el resultado de esta operación se divide entre la inversión inicial, es decir, precio de compra del inmueble, impuestos, gastos de la operación y el desembolso para la puesta a punto de la vivienda, posteriormente se multiplica por 100.

Es bastante evidente que comprar una vivienda para después alquilarla se puede convertir en una de las mejores inversiones que se pueden realizar. Sin embargo, también es importante decir que las cosas no siempre salen como se han pensado al principio y esto también es algo que se debe de tener en cuenta. Por eso es tan importante saber cuáles son los pasos correctos que se deben de dar para lograr un buen negocio, apoyarse en expertos para así conseguir obtener la mejor rentabilidad posible de estas operaciones inmobiliarias.

Por ejemplo, es importante entender que no porque sea bajo el valor de compra de la casa, entonces mayor rentabilidad se va a obtener. Además como mencionamos, también existen zonas en las que se pueden conseguir viviendas a un precio bastante bajo, pero se debe de considerar que estos lugares pueden ser zonas donde se hace bastante difícil alquilar, o tal vez no hay suficiente demanda y los precios de alquiler son bastante bajos como para obtener un buen rendimiento de ellos.

Para que te puedas convertir en el mejor en comprar casas y posteriormente rentarlas debes considerar lo siguiente

Siempre debes considerar la zona donde tengas pensado comprar la casa. Toma en cuenta la accesibilidad, el transporte público, los servicios públicos y privados que conforman el entorno de la vivienda. Por supuesto considera el precio, aunque este factor no es lo más importante al hacer este tipo de inversión.

Otra de las consideraciones más relevantes es el tamaño de la casa. Muchos piensan que mientras más pequeña sea la casa, más fácil será de alquilar y dejará una mayor rentabilidad porque no necesita mucha inversión. Sin embargo, lo cierto del caso es que tanto la zona, como el tamaño de la casa, son factores clave al momento de comprar una vivienda para alquilar. Por supuesto todo va a depender de lo que desees conseguir con tu inversión, y el tipo de alquiler que desees para tu inmueble.

Debes considerar la ciudad donde esté la vivienda. Muchas ciudades reciben un buen número de personas cada año, bien sea por un breve tiempo o por temporadas indefinidas por cuestión de trabajo o estudio. Entonces, ciudades como Philadelphia son ideales para este tipo de inversión, ya que es una de las ciudades con mayor demanda de alquiler en la actualidad en Estados Unidos.

Considera la cantidad de dinero que tengas para dar una inicial, que tipo de hipoteca puedes pagar posteriormente. Dependiendo del dinero que poseas, puedes calcular que tipo de casa puedes comprar y ver si esa casa es idónea para alquilar. Como hemos mencionado en reiteradas ocasiones, la zona, el tamaño y el tipo de casa, influye bastante al momento de ponerla en alquiler.

Las condiciones de la casa que deseas comprar es importante, que tipo de arreglos y mantenimiento necesita, su condición legal, todo esto es importante considerar al momento de invertir en un inmueble.

En fin, si estás planeando comprar una casa en Estados Unidos para rentarla, es importante que consideres cada una de estas recomendaciones. Sin duda estamos en un buen momento para realizar este tipo de inversión inmobiliaria y lo mejor es que las condiciones parecen mejorar cada vez más.

 

Leave a Reply

Related Posts

¿Cuál debe ser la casa ideal para una pareja?
5 Consejos para invertir en bienes raíces que debes saber