REHOBOT REAL ESTATE

La verdad sobre la Pandemia vs. Bienes Raíces en 5 minutos

La pandemia mundial ocasionada por el Covid-19 se ha convertido en una de las crisis globales de mayor impacto en los últimos años. La vida tal y como la conocíamos hasta ahora, cambio, el futuro se ha convertido en un remolino de incertidumbre, donde todos los sectores económicos se han visto envueltos de una u otra manera.

Por supuesto el sector inmobiliario no ha quedado exonerado de los efectos secundarios de la pandemia, y a pesar de que estamos hablando de uno de los sectores económicos más fuertes en muchos aspectos, ha sido una de las industrias que más ha sido impactada por la situación económica mundial, debido  la incertidumbre  y a los esquemas de distanciamiento social a causa de los miles de contagios por Covid-19.

Definitivamente los bloqueos por Covid-19 de alguna manera han modificado la manera en que las personas viven, trabajan, viajan, y de cómo adquieren bienes y servicios. Y justamente esta etapa de adaptación ha sido una de las más difíciles para todos, incluyendo la manera de operar de los sectores. A pesar del avance tecnológico, nadie estaba preparado para algo así, por supuesto la economía que mueve cada mercado también fue afectada y ha tocado reconstruirla, evolucionar e innovar para evitar la parálisis definitiva.

Entonces, en medio de esta crisis muchos sectores se han paralizado casi al borde de desaparecer, muchos otros se han paralizado por completo. La pandemia ha empujado a todos los sectores económicos a reinventarse, a evolucionar y adoptar o acelerar ciertas alternativas que aún no estaban desarrolladas del todo.

Por su parte el mercado de bienes raíces tuvo que adaptarse rápidamente a las nuevas necesidades de las personas que desde la llegada de la pandemia pasan más tiempo en casa. Algo también importante que ha ocurrido es el aceleramiento del uso de la tecnología para canalizar las necesidades en medio de los bloqueos.

Podemos decir que el Covid-19 ha acelerado la transformación digital del sector inmobiliario para evitar desplomarse y poder cumplir las expectativas del mercado; anticipando de esa manera la adopción de herramientas que logren optimizar sus canales digitales de venta.

Los bienes raíces en pandemia

Invertir en bienes raíces actualmente continúa siendo una gran alternativa para los inversionistas Latinoamericanos y de todo el mundo que buscan proteger su capital de los impactos económicos de la pandemia. Especialmente podemos decir que los bienes raíces de Estados Unidos siguen brindando muchas posibilidades, seguridad y excelentes expectativas de ganancias.

Sin embargo, ante este escenario de incertidumbre y de cautela, muchos nuevos inversores y de experiencia se sienten inseguros y piensan que no son buenos momentos para invertir. La posibilidad de comprar o vender un inmueble la perciben más como un riesgo que como una oportunidad.

Sin embargo, es importante decir que de la misma manera como muchos sectores, compañías y negocios han decaído, otros se han reinventado en medio de la crisis, y se han hecho más fuertes de lo que eran

Los bienes raíces no han cedido ante los estragos económicos de la pandemia, inclusive es uno de los sectores que ha estado llevando a cabo nuevas estrategias para continuar fortaleciéndose, además es uno de los mercados que mejor se ha adaptado a los cambios repentinos generados por la crisis y ha ido retomando sus actividades con gran éxito luego de los meses complicados que trajo el virus.

Esto es algo que es importante destacar, y es importante entender que los inversionistas continúan teniendo grandes oportunidades de crecimiento en los bienes raíces. Si hablamos de Estados Unidos, podemos decir que es uno de los países que mejor ha gestionado la pandemia, no ha dejado de incentivar a los compradores e inversores extranjeros, les ha tratado de la mejor manera y les ha estado brindándole la seguridad de siempre.

Si pusiéramos frente a frente a la pandemia con los bienes raíces, debemos de decir que este sector ha sido afectado efectivamente, pero en ningún momento ha decaído ni se ha paralizado ante los bloqueos. Inclusive, durante el 2020 en algunas ciudades estadounidenses, el margen de ganancias en las inversiones inmobiliarias obtuvo un crecimiento de hasta el 1,5% según estatistas inmobiliarios. Esto demuestra que la demanda de inmuebles en Estados Unidos a pesar de la pandemia no ha cesado, en 2021 esta tendencia continúa estable y fortaleciéndose.

Una de las razones por la cual los bienes raíces en Estados Unidos sigue adelante, es por el bajo impacto financiero inmediato. Debido a la importante y variada cartera de créditos que existen en Estados Unidos, entonces invertir en bienes raíces se hace bastante flexible: en efecto, los inversores no residentes tienen la opción de acceder a créditos hipotecarios que hacen posible poder adquirir propiedades y con un impacto financiero inmediato menor.

No hay duda de que en Estados Unidos existen oportunidades más sólidas para hacer  negocios de bienes raíces, que dejan ingresos importantes en dólares, dando la seguridad de que la inversión que se haga estará resguardada ante la crisis económica mundial.

Principales tendencias despertadas en el mercado de bienes raíces a partir de la pandemia

Primero: Como mencionamos, la pandemia trajo consigo la apertura a un nuevo estilo de vida, y la verdad para muchos ha resultado bastante difícil adaptarse. Muchos otros han descubierto que sus casas no estaban condicionadas para asumir el trabajo a distancia con comodidad, y requerían espacios especiales para poder llevar a cabo sus tareas de la oficina.

De esta necesidad surge una tendencia que ha sido aprovechada por el mercado inmobiliario, es justamente la oferta de propiedades que cuenten con las características más idóneas para el teletrabajo. Estamos hablando de espacios más cómodos, distantes del ruido, con similitudes a una oficina.

Segundo: Es importante decir que la pandemia impactó de una forma dispar en las propiedades. Es decir, dependiendo del sector inmobiliario, de la geografía, de la trayectoria del virus y de las políticas públicas que se llevaron a cabo, se pudo observar distintos tipos de desempeño: en algunos sectores hubo más solidez, pero muchos otros experimentaron debilidad, y a su vez se evidencio una diversidad de grados intermedios. 

Tercero: la emergencia de Covid-19 aceleró ciertas tendencias que ya se venían estableciendo. Como mencionamos, los bloqueos y orden de permanecer en casa durante el año 2020, intensificaron las ventas online que ya estaban, además todo esto aceleró el trabajo remoto, los servicios de transmisión y el consumo de datos.

En medio de toda esta aceleración, ciertos sectores inmobiliarios se beneficiaron enormemente con estos cambios (la logística industrial, los data centers, mercados con mayor competitividad en precio, bienes raíces suburbanos).

La pandemia ha sido la catapulta para muchas tendencias tecnológicas que, a pesar de que ya estaban con nosotros, ahora han tomado una mayor fuerza y utilidad.  

Cuarto: A pesar de los visibles desafíos, los expertos creen que el futuro de las oficinas tiene buena perspectiva. Todos sabemos que la pérdida de puesto de trabajo, sumado a los impactos estructurales tales como la penetración del trabajo a distancia, afectó enormemente a los indicadores de oferta y demanda especialmente en 2020.

Sin embargo, se cree que las oficinas como tal continuarán siendo una parte fundamental dentro de las estructuras y las estrategias de las organizaciones actualmente, esto se debe a que representan una ventaja competitiva para poder difundir la cultura de la compañía, para la retención de talento y el buen funcionamiento de los diferentes equipos que conforman la empresa.

Quinto: Las tasas de interés históricamente bajaron. Desde el primer trimestre de este 2021, las tasas de interés disminuyeron, haciendo posible y accesible poder adquirir un inmueble en general. Además, los datos apuntan a que estas tasas se van a mantener estables, inclusive después de la pandemia.

Por supuesto muchos se preguntan durante este periodo de pandemia, qué tanto tiempo estas bajas tasas de interés se mantendrán, pero los números son favorables y estables. Recordemos que el mercado inmobiliario por lo general es bastante movido, es dinámico, y las tendencias suelen tomar fuerza. La realidad es que por un lado la pandemia ha afectado negativamente a los bienes raíces, pero por otro lado ha traído un renacimiento lleno de nuevas necesidades y expectativas en el sector.

Además, si alguien apuesta por la adquisición de un crédito hipotecario, una de las mayores ventajas para poder sacarle provecho a las nuevas tasas de interés tan bajas, es que estas se van a mantener fijas durante todo el tiempo del crédito.

Sexto: Visitas guiadas en 3D. Y es que gracias al surgimiento de recorridos en 3D o recorridos virtuales como muchos lo conocen, en el momento de que toda esta crisis de la pandemia pase, va a ser posible conservar este tipo de estrategia entre el arrendador y arrendatario. Recordemos que el nuevo estilo de vida de las personas ha cambiado, las personas ahora confían más en la tecnología, quizás en el caso de querer comprar una nueva casa, muchas personas no ven necesario ir hasta el lugar para ver la propiedad y prefieran un recorrido virtual por la misma cómodamente sentado.

También es importante decir que estos recorridos virtuales responden a una búsqueda clave para mejorar mucho más la experiencia de los interesados en comprar un inmueble, por lo que se ha convertido en una de las tendencias que no va a evaporarse en el tiempo una vez pase la crisis sanitaria.

 

Leave a Reply

Related Posts

Cómo Comprar casa en Philadelphia viviendo en España