REHOBOT REAL ESTATE

Los 5 inconvenientes de vender una casa en USA que debes superar

5 inconvenientes de vender una casa en USA que debes superar

La venta de una casa es una transacción totalmente legal donde se adquiere una propiedad residencial. Por supuesto se trata de un sitio para vivir, aunque también se puede tratar de otros tipos de propiedades, tales como un condominio, por ejemplo.

Por lo general los procesos de compra-venta residenciales conllevan la venta directa de una vivienda que puede ser totalmente nueva o usada entre un usuario, un ingeniero o arquitecto constructor y el dueño de la casa en este caso específico. Pero debemos decir que las transacciones de venta de casas también pueden conllevar otros tipos de transacciones.

Una de las cosas que debe considerar un propietario de una vivienda, es que para poder vender una casa en Estados Unidos es importante tener en cuenta que cada estado, cada condado es diferente al momento de hacer este tipo de operaciones.  Por ejemplo, los impuestos requeridos para vender una vivienda van a depender de dónde está ubicada la casa. Recuerde que son impuestos que debe de pagar tanto el propietario que está vendiendo la propiedad como la persona que está haciendo la adquisición.

Además, las transacciones de venta de casas también pueden involucrar:

  • Las ventas de propietario a comprador (el comprador compra la casa al propietario anterior)
  • Ventas de un banco o compañía de préstamos (una venta por ejecución hipotecaria)
  • Ventas que involucran el sistema judicial (venta jurídica)

Las leyes que conducen las diferentes transacciones de venta de casas pueden ser diferentes dependiendo de dónde se encuentre, y también se tomará en cuenta el tipo de propiedad que se esté vendiendo. Diferentes personas y agencias pueden verse involucradas dentro de una transacción de este tipo, incluyendo: compradores, vendedores, prestamistas hipotecarios, compañías de préstamos, tasadores de propiedades y en algunos casos especiales, funcionarios judiciales.

Entonces, es importante que sepas que vender una casa no sale gratis, por lo menos dentro de Estados Unidos. Como mencionamos hay una serie de impuestos y gastos de cierre que van asociados a un trámite de venta. Estos gastos son diferentes dependiendo del estado donde se encuentra la vivienda. Si deseas vender tu casa, porque tal vez estás planificando comprar otra vivienda más grande, o quieres cambiar de vecindario o ciudad, y te estás preguntando ¿cuáles son los gastos que debo asumir con la venta de mi vivienda? Es importante que te asesores bien.

Por supuesto al intentar vender una casa, puedes conseguirte con ciertos inconvenientes que pueden retardar y hasta frenar la venta. Son obstáculos que debes superar. Vender una casa no es cosa fácil, se necesita información acerca del mercado, contar con un agente inmobiliario (no obligatoriamente) pero ciertamente es lo más recomendable, entre otros detalles al respecto.

A continuación les mostraremos 5 inconvenientes que puedes conseguir al intentar vender una casa en Estados Unidos.

El mercado inmobiliario actualmente es bastante competitivo y también cambiante, podemos encontrar desde particularidades propias de cada estado, dentro de cada país, hasta circunstancias económicas que pueden bien favorecer o perjudicar la venta de una casa. Es por eso que saber tomar decisiones frente a estas situaciones que pueden aparecer en medio de la negociación, es fundamental para lograr una venta con éxito.

Veamos estos 5 inconvenientes:

  1. No contar con un agente inmobiliario

Aunque para vender una casa en Estados Unidos no es obligatorio, sí es lo más recomendable. Como propietario es necesario que tengas en cuenta que la primera impresión en la negociación es importante. Siempre es altamente recomendable que elijas a tu agente inmobiliario con mucho tacto, uno que te pueda brindar los mejores consejos basados en su experiencia.

Definitivamente el riesgo que corres de realizar una operación de venta de una casa sin contar con una gente inmobiliaria de bienes raíces, es que podrías perder muchas oportunidades al intentar vender tu casa.

Recordemos que el negocio inmobiliario es una actividad cuyo foco principal es la venta o alquiler de bienes inmuebles. En definitiva, un agente inmobiliario es un mediador entre aquel que desea vender o alquilar una propiedad y aquel que pretende comprarla o alquilarla.

Además de esto, es importante resaltar que gracias a la frecuente interacción que tiene un agente inmobiliario dentro del mercado de bienes raíces, este cuenta con información esencial, de tal manera que tiene toda la capacidad y el conocimiento de poder asesorarle ampliamente acerca de los precios de las propiedades, guiándolo a conseguir una estrategia objetiva para poder llevar a cabo la venta o arriendo de la vivienda.

Todas las transacciones de venta de casas son eventos de mucha importancia y por esa razón deben llevarse a cabo de la manera correcta para que puedan ser legalmente válidos, por lo que si llegará a necesitar de asesoría en el área o representación legal, lo más idóneo es que pueda solicitar los servicios de un profesional experto en la materia de bienes raíces de su confianza, ya que él le puede ayudar a resolver sus inquietudes previo a proceso de compra-venta de una vivienda.

Entonces, no contar con un agente inmobiliario puede llegar a convertirse en un inconveniente para que puedas vender tu vivienda de una manera segura y rápida.

  1. No tener información real del valor de la vivienda  

Muchas veces los propietarios de manera equivocada ponen un precio a la vivienda dentro del mercado por encima de la realidad según los comparables. Entonces, colocan un precio que ellos creen conveniente por el apego emocional a la propiedad, o por consejos de algún amigo o familiar, pero no toman en cuenta el avalúo profesional.

Uno de los puntos esenciales para lograr vender una casa o apartamento es el precio. Toma en cuenta que mientras más justo y cercano sea su valor, mayores posibilidades tendrás de negociarlo. Dependiendo de la calidad de los materiales y acabados de tu vivienda, del tamaño y su distribución, y por supuesto la ubicación; tu casa tiene un precio estimado, es decir, no es el precio que mejor te parezca.

En muchos casos la primera oferta no prospera ya que el vendedor se niega a negociar el precio, con la esperanza de poder obtener una mayor cantidad de dinero, inclusive mayor al precio real. Lamentablemente este es otro obstáculo que impide que muchas personas puedan vender su casa, pasan los meses sin tener resultados favorables, y lo peor de todo es que al final terminan vendiendo por un precio inferior al estimado.

Nuevamente, es importante confiar en los expertos, ellos conocen el mercado mejor, tienen la experiencia que puede ayudarte a conseguir la mejor oferta para la venta de tu vivienda. Finalmente, el valor de la propiedad lo establece el mismo mercado.

  1. No tener los papeles pertinentes al día

Es algo obvio, pero para muchos esto se ha convertido en un inconveniente al momento de vender su propiedad. Lo que se espera es que una persona tenga los papeles al día al poner en venta una casa, o por lo menos en trámite.

Es sumamente importante que como vendedor tengas preparada y en regla toda la documentación, para posteriormente poder realizar cualquier trámite una vez se encuentre el comprador. Esto incluye las escrituras, que la casa cuente con todos los servicios públicos y que estos estén al día en su pago, que si la vivienda está ubicada en un conjunto residencial no tenga deudas acumuladas de administración y que por supuesto los impuestos estén al día.

La verdad es que uno de los inconvenientes más concurridos en este tipo de operaciones es no tener los documentos preparados para llevar a cabo la negociación, inconveniente que frena muchas ventas, muchas buenas ofertas y oportunidades. Entonces, antes de poner definitivamente tu vivienda en venta, revisa que tengas todo lo mencionado al día.

  1. Por reparaciones no solucionadas

Si usted está ofreciendo una casa a través de Internet, con fotos, videos, información, lo más importante es que cuando los interesados visiten la vivienda se encuentren con una casa tal cual la vieron en las publicaciones.

Es importante que esté al día con las reparaciones, con la iluminación, con las tuberías. Todos estos son detalles muy importantes al momento de poner una casa en venta. Nuevamente, es importante la inspección de un experto para conocer la condición real de la propiedad, si existe algún daño importante, o si necesita algún tipo de reparación. En todo caso la honestidad es crucial al momento de vender una vivienda.

Definitivamente pasar esto por alto puede ser una reversa al momento de negociar una casa con un comprador. Al momento de vender tu casa o apartamento, cada detalle cuenta. Desde la profundidad y la calidad de información que puedas ofrecerle al vendedor, hasta la imagen que ellos mismos puedan obtener de ti como vendedor, o de la agencia inmobiliaria que contrates.

  1. No publicar tu casa en venta

Esto parece algo bastante obvio, y en realidad lo es, pero la verdad es que muchos propietarios tan solo se limitan a poner un cartel en la puerta de su casa y se sientan a esperar a que un comprador llame. Recuerda que estamos en la época del Internet. La facilidad, comodidad y rapidez que ofrecen los portales inmobiliarios han generado un mercado importante y clave de posibles compradores inmobiliarios. 

Leave a Reply

Related Posts

¿Cómo calcular el precio de mi casa para venderla?
5 Pasos para comprar una casa en New Jersey