REHOBOT REAL ESTATE

¿Son muy costosos los intereses para comprar una casa en Philadelphia?

¿Son muy costosos los intereses para comprar una casa en Philadelphia?

Philadelphia es una de las mejores ciudades de Estados Unidos para comprar una casa, bien sea para quedarse a vivir, o para una segunda vivienda de vacaciones o una propiedad para alquilar. EE.UU. Es uno de los países más buscados por los inversionistas inmobiliarios, ya que es un país que ofrece muchas opciones al momento de comprar un inmueble, además cuenta con una de las monedas más estables y fuertes del mundo.

Comprar una casa es el sueño de cualquier persona, pero comprarla en una ciudad como Philadelphia lo hace aún más interesante y valioso. Por lo general las personas prefieren a Estados Unidos por encima de otros países al momento de comprar una vivienda, y es que este país ofrece un estilo de vida bastante apropiado; para los inversionistas inmobiliarios suele ser una verdadera fuente de riquezas y estabilidad económica. Pero, ¿Son muy caras las casas en Estados Unidos? ¿Los intereses son muy elevados o se mantienen estables todo el año? ¿Es un buen momento para comprar una vivienda?

La verdad es que el aumento en el costo de las propiedades en EE.UU. Es algo que viene sucediendo desde hace una década. Por lo menos hasta el 2019 los precios de las viviendas aumentaron más del 40%. Estamos hablando de que este ha sido el tercer aumento más significativo en la historia del país.

Después que surgió la pandemia de Covid-19 las cosas no cambiaron mucho que podamos decir. Esto se debe a que se congelaron las ventas, y se creó una alta demanda de propiedades que aceleró el alza en los precios. Esto es algo que debe considerar todo aquel esté pensando comprar una casa en Estados Unidos actualmente.

Pero otro factor que es importante resaltar es que a la par del alza de precios, también se registró un importante aumento en las ventas. Por ejemplo, el año pasado (2021) se registraron más o menos 6 millones de casas vendidas, esta ha sido la cifra más alta en las últimas dos décadas en el país.

Esto para los propietarios ha sido reconfortante y significativo, ellos han podido elegir entre diferentes y variadas ofertas inmobiliarias, que por lo general terminan superando el precio que se había planteado en primer lugar. De todas formas el mercado inmobiliario en Estados Unidos ha entrado en nuevas etapas y dinámicas donde se pueden encontrar diferentes ventajas y al mismo tiempo desventajas para los compradores y propietarios.

La historia para los compradores o quienes aspiran a comprar una casa, es un poco diferente. Es importante resaltar que los intereses de las hipotecas durante todos estos años han estado bastante estables y bajos; aunque con pocas oportunidades de encontrar una vivienda. Esto se debe a que los costos son más elevados y al mismo tiempo el inventario es un poco limitado (La competencia entre los propietarios es más densa en estos momentos).

A pesar de que las cosas para los compradores e inversores no van a cambiar de la noche a la mañana, los expertos pronostican que la situación estará cambiando progresivamente. Un punto a favor de los aspirantes a comprar una propiedad en Estados Unidos es que los intereses hipotecarios se han mantenido bajos, pero al mismo tiempo se han mostrado más oportunidades y facilidades hipotecarias en todo el territorio estadounidense, incluyendo Philadelphia.

Con respecto al inventario, se cree que se mantendrá escaso porque continuará la competencia entre los que buscan comprar una propiedad, sobre todo en aquellos que están a la espera de encontrar viviendas dentro de los precios más bajos del mercado.

¿Qué está pasando en el mercado inmobiliario en Estados Unidos actualmente?

Una de las razones que ha provocado el alza de los precios de las casas en EE.UU. Es el bajo número de casas en venta a partir de los bloqueos provocados por la pandemia. De hecho,  para el mercado inmobiliario esta situación se ha convertido en un acontecimiento histórico.

Por ejemplo, durante el primer trimestre de 2021 tan solo había 870.000 casas a la venta en todo el territorio estadounidense, este representa el número más bajo de viviendas en venta históricamente de los últimos 30 años en Estados Unidos. (Hasta el momento la cantidad de viviendas en venta más baja había sido de 1.5 millones, eso quiere decir que en la actualidad se superó esta cifra casi a la mitad). Entonces, este bajo número de viviendas en venta, en parte se debe a que las personas decidieron no vender sus casas durante los meses de pandemia, la incertidumbre jugó un papel determinante en estas decisiones por supuesto.

Los expertos concuerdan en que este incremento en los precios de las viviendas se regulará durante los próximos meses, esto es porque el mercado ha estado experimentando la subida descontrolada de los precios en las propiedades, lo que está llevando a florecer el mercado con nuevas viviendas y por ende los precios van a bajar.

En cuanto al costo de una casa nueva en Estados Unidos, en promedio cuesta 36.000.000 dólares más en comparación al 2021. Según un análisis de la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas, esto se debe a la escasez de madera. Entonces, el alza de los costos de este insumo se ha trasladado al consumidor con precios más elevados para las casas, y por los momentos todavía hay más demanda que oferta.

Para los expertos, este aumento también se debe a los bajos tipos de interés que impulsan la gran demanda hipotecaria, además de la baja cantidad de viviendas en venta, que hacen posible a los vendedores subir el costo. Entonces, este auge deja en evidencia que existe una mayor demanda de viviendas residenciales fuera de los centros urbanos.

Entonces, en torno a esta situación, muchos creen que es un buen momento para comprar una casa, pero muchos otros prefieren esperar. Cómo puede un comprador potencial, que además está en la capacidad de comprar una vivienda por los bajos intereses, porque cuenta con un buen crédito y cuenta con una buena reserva de emergencia, es decir, está en condiciones de comprar, cómo puede saber si es un buen tiempo para comprar.

Algunos compradores decidirán esperar porque están a la expectativa de que los precios van a caer, o por el contrario muchos otros deciden comprar porque entienden que los precios de las vivienda van a continuar subiendo y este es el momento de invertir.

¿Cómo podemos analizar esto?

La realidad es que como se trata de una vivienda, es importante hacer un análisis a corto y mediano plazo .A corto plazo podemos hablar de un factor importante que tiene que ver con la liquidez del mercado. En el mercado de bienes raíces, existen dos factores que ayudan a que el mercado se estabilice: Lo primero serían los precios, estos se deben de estabilizar para garantizar que la demanda sea igual a la oferta. Lo segundo es lo que se conoce como el tiempo en el mercado, ya que un mercado en equilibrio, tanto los vendedores como los compradores, deben de tener un tiempo prudente para encontrarse.

En el caso del comprador, necesita cierto tiempo para buscar e informarse de esa casa ideal que desea comprar, con esas paredes azules que sueña. Por otro lado, se encuentra el vendedor de esa casa amplia, con paredes azules, que puede entonces, poner un precio más elevado ya que hay suficiente demanda en el mercado.

Ahora bien, cuando se produce un choque de demanda como el que ha estado ocurriendo debido a las tasas de interés bajas (aún se mantienen bajan aunque han subido), entre otros factores existentes, lo que pasa es que esa liquidez de mercado cambia y entonces las propiedades se venden en poco tiempo, además hay guerra de precios, eso lo quiere decir es que en el futuro cercano los precios se van ajustar hacia arriba.

Lo que los expertos evalúan es que de aquí a unos 5 u 8 meses habrá un consenso en los precios y entonces las tasas de apreciación van a continuar subiendo. Por esta razón, si alguien observa que en su vecindario las propiedades se están vendiendo en un día, en dos o tres días, y que hay competitividad en los precios, lo más lógico es que en ese sector los precios de las casas seguramente van a seguir aumentando, esto es a corto plazo.

En el mediano plazo, hacer una análisis que sea exacto es bastante difícil ahora mismo, sin embargo, lo que sí es evidente es que en el mediano plazo los precios de las viviendas tienen que ir de la mano de los fundamentales de la economía, particularmente del ingreso.

Es decir, el ingreso de los hogares debe moverse a la misma medida que los precios de las casas. Ahora bien, lo que se ha podido observar desde el año 2015 hasta el 2019, antes de la llegada del virus, es que los ingresos de los hogares han crecido más o menos en un 5%, en su contra parte los precios en promedio de las vivienda también han crecido en un 5%.

Entonces, es evidente que este desequilibrio comenzó durante los casi dos años de pandemia, por lo tanto, los expertos apuntan a que en los próximos meses los precios de las viviendas realmente no van a caer drásticamente, pero lo que sí se espera es que los precios se van a estabilizar en un corto y mediano plazo con un valor por encima del actual.

Leave a Reply

Related Posts

5 inconvenientes de vender una casa en USA que debes superar
Cómo Comprar casa en Philadelphia viviendo en España